Celebra la Misa con el corazón / P. Slavko Barbarić

SKU: 9789958361623
€8.69
Pošalji na
*
*
Način isporuke
Naziv
Procijenjena isporuka
Cijena
Nema mogućnosti dostave

Acerca del autor

El Padre Slavko Barbarić, OFM, nació en Dragićina, en el año 1946. Fue ordenado sacerdote en 1971 y dos años más tarde, en 1973, en Graz, Austria, obtuvo una maestría en Teología Pastoral. En Freiburg, Alemania, estudió y obtuvo su doctorado en Pedagogía Religiosa y el título de Psicoterapeuta.

En enero de 1982 fue llamado a prestar servicio a Medjugorje. Desde entonces se hizo cargo de todo lo relacionado con los eventos de Medjugorje, organizando y realizando retiros espirituales y de ayuno para jóvenes, matrimonios y sacerdotes. Difundió y comentó los mensajes de la Reina de la Paz en todo el mundo y por radio, ayudado por la extraordinaria capacidad para aprender y hablar lenguas. Él escribió artículos para muchas revistas y publicó decenas de libros sobre la espiritualidad de Medjugorje; libros traducidos a más de veinte idiomas.

El 24 de noviembre de 2000, después de rezar el Vía Crucis en el Križevac con los parroquianos y los peregrinos, al comenzar el descenso, se desplomó a tierra y falleció cerca de la XIII° estación donde Jesús fue bajado de la Cruz. Eran las 15:300 de un viernes.

Acerca del libro

Celebrar la Santa Misa, participar en el sacrificio eucarístico, no significa otra cosa sino encontrarse en la más bella escuela de vida. Ahí se aprende lo que significa vivir y morir, por qué hay que vivir y cómo hay que morir. Ahí se aprende que la amistad y el amor dan al hombre la fuerza para amar, sin preocuparse de la respuesta de los semejantes; se aprende a perdonar aun cuando los otros no perdonen. Se aprende a ser misericordioso en medio de este mundo despiadado, a dar amor a los enemigos, tal y como lo hacemos con los amigos. Participando en el sacrificio de la Santa Misa, el hombre renace a una nueva vida, se convierte en pan de vida, en luz y camino en este mundo lleno de alimentos mortales, de oscuridad y de caminos sin salida. Participando en la Santa Misa, el hombre sana para poder sanar, se santifica para ser él mismo un llamado a la santificación. Ahí recibe la tarea de ir y llevar la paz. Es por eso que se dice: ¡Podemos ir en paz, la Misa ha terminado!

Al participar en la Santa Misa, el hombre quebrantado por el mal y el pecado, inmovilizado por las cadenas de la muerte, renace a una nueva vida de gozo, en comunión con Dios y con los demás. Llega a ella fatigado y sale reposado, llega siendo lo que es y se va con aquello que puede llegar a ser y recibe la fortaleza para perseverar. Participando en la Santa Misa, el individuo se convierte en hombre eucarístico, un hombre agradecido y dispuesto – en la sencillez del amor y de la entrega – a colaborar con Dios y con los hombres en la creación de un mundo nuevo.

De la pluma del autor

Este librito representa un testimonio de la experiencia que yo, en mi calidad de sacerdote, he podido conocer en Medjugorje. Por un lado, he podido percibir esa inagotable inspiración espiritual, derivada de la celebración eucarística y para la cual yo mismo he “tenido” que prepararme con la oración y la meditación; por el otro, he visto también el peligro que corren tantos sacerdotes y laicos, tantos consagrados y fieles que – sin preparación ni agradecimiento antes de la Misa y después de la Misa – pueden llegar a perder por completo el encuentro con Cristo, transformando así a la Misa en un “deber”, con el cual hay que cumplir, sea diariamente, sea los domingos.

Queridos lectores y orantes, espero que cuanto surja de este librito les permita sentir aquello que María, Madre viva de la Eucaristía viva, pretende enseñarnos a todos: es decir, que nosotros debemos crecer incesantemente en un amor dispuesto al sacrificio, alimentándonos de la fuente inagotable del divino Amor eucarístico. Y es ese el Amor que únicamente es capaz de convertirnos en hombres y mujeres de paz. De hecho, la paz será posible en tanto los hombres estén dispuestos – y esto incondicionalmente – a entregar su propia vida por los demás, tal y como Cristo lo hizo, el Sumo Sacerdote. Eucaristía significa, en efecto, estar dispuestos a aceptar el don de Dios y a darlo divinamente a los demás.

Temas

La Biblia educa para la Eucaristía

Mensajes y enseñanzas de la Santísima Virgen

La preparación a la Misa

Que la Misa sea vuestra vida

Oraciones

Himnos eucarísticos



Editor: ICMM

Autor: P. Slavko Barbarić

Idioma: Español

Idioma original: Croata

Traducción: Leopoldo Žuljević

Año de publicación: 2018

Formato: 195 x 120

Número de páginas: 192